El efecto del calor sobre el atleta de resistencia

Dr. Carlos Rettally

 Consideremos un testimonio para empezar. Se trata de un grupo de atletas, acostumbrados a entrenar en Panamá, con altas temperaturas y humedad, que van a correr una maratón (42 Km) a California. El día de la carrera, la temperatura subió de 20º C hasta 26º C (menos que lo usual en Panamá), con humedad relativa de 5%.

Durante la primera mitad de la carrera muchos mantuvieron el ritmo que deseaban para lograr su objetivo, pero el esfuerzo era notablemente mayor a lo usual. Sobre el Km 30, se notaban muchos participantes caminando y con calambres, otros con intensas náuseas.

Al final de la carrera, los que intentaron lograr su mejor tiempo, en su gran mayoría fallaron, sintieron fuertes calambres, deshidratación y síntomas gastrointestinales. Sólo los que ajustaron su nivel de esfuerzo lograron completar la carrera sintiendose bien.

Qué pasó?

La gran diferencia entre California y Panamá, es la humedad relativa en el ambiente, la cual tiene un impacto importante sobre la sudoración y la capacidad del cuerpo de enfriarse. La humedad de 5% era mucho menor al 90% que es típico en Panamá.

Vayamos al principio ...

Durante el ejercicio, se genera mucha energía en el cuerpo. Los músculos utilizan parte de esta energía, mientras que otra parte se convierte en energía térmica (calor). El cuerpo debe mantener su temperatura interna balanceada para garantizar un óptimo funcionamiento. Sólo recuerde cómo se siente cuando tiene una fiebre alta (temperaturas mayores de 38.5º C!!!

Así, el cuerpo dispone de algunos mecanismos para regular su temperatura interna, que normalmente es de unos 37.4º C. En el caso de un atleta en plena faena, se elimina algo de calor a través de la respiración acelerada, pero la piel se convierte en el órgano más importante para llevar a cabo este control.

Qué pasa en la piel?

El atleta ejercitandose y acumulando calor, empieza a sudar. Estas gotas llenas de agua y electrolitos, sirven para enfriar nuestra piel, pero más importante aún, es que al entrar en contacto con el aire, se evaporan, liberando energía térmica (calor).

Cómo influye la humedad?

Cuando el clima es muy húmedo, las gotas de sudor ruedan por nuestra piel sin lograr evaporarse, de manera que sólo enfrían la misma, pero no logran liberar calor. En cambio, en un clima seco, las gotas de sudor se evaporan apenas entran en contacto con el aire, liberando rápidamente la energía y causando grandes pérdidas de agua y sales.

Qué le pasa al cuerpo?

Las consecuencias de toda esta compleja serie de eventos incluyen:

-          Clima caliente y húmedo: el mayor riesgo es la acumulación interna de calor, aunque también puede haber deshidratación y pérdida de electrolitos.

-          Clima caliente y seco: el mayor riesgo es la deshidratación y pérdida de electrolitos.

Qué sentimos cuando se eleva nuestra temperatura interna?

El cuerpo va pasando por unos estadíos a medida que la temperatura interna se eleva.

-          El primer síntoma suelen ser calambres

-          Seguidamente, empieza a sufrir el rendimiento por debilidad, cansancio, dolor de cabeza, mareo, náuseas y vómitos, pudiendo llegar a notarse incoordinación y cambios en el estado de consciencia. El atleta luce pálido y sudoroso, pero aún mantiene una temperatura cerca de lo normal (menos de 38.5º C). A este estadío se le conoce como colapso por calor y necesita de atención especializada para iniciar medidas de enfriamiento corporal.

-          De no tomarse medidas, el cuerpo falla en su regulación interna de la temperatura, la cual se eleva por encima de los 39º C, y se notan desorientación, convulsiones y coma, asociado a falla respiratoria, muscular y de los riñones. A esta etapa se le conoce como golpe de calor y es una emergencia médica.

Qué medidas podemos tomar en Panamá?

Como hemos dicho, nuestro medio húmedo nos expone a sufrir enfermedades relacionadas a la temperatura (colapso o golpe de calor), además de los riesgos de deshidratación y pérdida de electrolitos que ya todos conocemos. Para facilitarle la tarea al cuerpo, debemos evitar que se eleve la temperatura interna:

-          Tomando agua y soluciones con electrolitos frecuentemente.

-          Usando gorras para proteger la cabeza (preferiblemente de un material que deje salir el calor).

-          Remojando la cabeza, cara y nuca o tomando una ducha frecuentemente.

Quiénes son más susceptibles?

Curiosamente, los más susceptibles no son los atletas elite que realizan un gran esfuerzo para ganar las carreras, sino los que venimos una o dos horas detrás. La razón tiene que ver con el tiempo que pasamos expuestos al calor. El elite completa la maraton en menos de 3 horas, mientras que otros pasan más de 4 horas en la batalla, exponiéndose a temperaturas más altas (al entrar la mañana) y por mayor tiempo.